Santa Brígida invertirá este año casi medio millón de euros en los barrios

El Ayuntamiento de Santa Brígida dispondrá de casi dos millones de euros en cuatro años para invertir en infraestructuras y equipamientos básicos a través del Plan de Cooperación con los Ayuntamientos, que financia el Cabildo Insular de Gran Canaria.

Así, para este 2016 se han presentado cuatro proyectos que fueron aprobados en el pleno municipal extraordinario celebrado el pasado mes de marzo y que supondrán una inversión de 426.726 euros en varios barrios satauteños. El proyecto con mayor dotación económica, 180,120’74 euros, permitirá que el barrio de La Atalaya cuente con un paseo peatonal, anexo al IES de la Atalaya y paralelo a la carretera general, que proporcione una mayor seguridad vial a la ciudadanía, hoy casi inexistente.  El paseo se inicia en la calle El Ramal hasta la carretera GC80, próxima a la parada de guaguas, discurriendo a través de un espacio ajardinado con  una longitud de 133 metros y un ancho interior de 1,6 metros. Este paseo se dotará, en tres rellanos, con elementos para realizar ejercicios, papeleras, luminarias tipo led y asientos construidos con hormigón.

Otros de los proyectos, que supondrá una inversión de unos 70.000 euros, permitirá dotar de infraestructuas el camino de Las Rochas, en la Vega de San José. Esta obra permitirá ampliar la red de saneamiento, mejorar la red de abastecimiento de aguas y reasfaltar y señalizar toda la calle.

Por otra parte, la reparación de la cancha deportiva “El Vinco” del barrio de la Atalaya contará con 105.000 euros para lla sustitución de los 1.178 metros cuadrados de pavimento deportivo y la reparación de fisuras y pintado de los muros que bordean la cancha. En la intervención también se prevé pintar las líneas reglamentaria de los juegos de baloncesto, fútbol sala, balonmano, tenis y voleyball,  así como la colocación de una canasta de baloncesto y dos porterías de fútbol sala y balonmano.

En el Llano de María Rivera se invertirán 69.154 euros en la reparación de la cancha deportiva, que sufre notables deficiencias en las juntas de dilatación y rodamiento de las losas de hormigón, probablemente motivado por las fugas de aguas pluviales, que dejan la superficie deportiva impracticable. Se sustituirá así el pavimento deportivo que ocupa casi 100 metros cuadrados, por un pavimento elástico de unos 3 milímetros de espesor, se impermeabilizará la solera y las juntas, se colocará nueva canalización para la recogida de las aguas de lluvia y se adecentarán lo muros de cierre y las gradas.

Deja un comentario