CC Santa Brígida pide el cese de José Luis Álamo tras la oleada de multas en Los Olivos

El secretario local de Coalición Canaria de Santa Brígida, Jorge Schreber, instó este martes al alcalde, José Armengol, a “revocar las competencias del concejal de Deportes y de la Policía Local, José Luis Álamo, tras el registro de más de 30 multas a aficionados de la UD Villa de Santa Brígida” el pasado fin de semana mientras se disputaba el choque entre el Villa y el filial de la UD Las Palmas.

Schreber denunció que el concejal aprovechó “el partido con mayor afluencia de la historia de la UD Villa para permitir las sanciones a sus aficionados con un afán netamente recaudatorio” a la vez que apuntó que detrás de las multas, que varían de los 80 a los 200 euros, lo que se evidencia es la necesidad de recaudar a toda costa de un ayuntamiento que está en bancarrota.

cc santa brigidaEn este sentido, el dirigente nacionalista insistió en que “el concejal de Deportes permitió que se procediera a multar a más de 30 vehículos” y señaló que “al margen de la falta de sensibilidad con nuestro club de fútbol, detrás de esta medida está el afán recaudatorio de este Ayuntamiento. No nos olvidemos que Armengol, tiene previsto incrementos para este año en el cobro de multas por infracciones de tráfico de 35.900 mil euros, cantidades que sin lugar a dudas necesita imperiosamente para pagar, entre otras cosas,  los contratos de servicios que está adjudicando a dedo, el último de 18.000 euros anuales”.

Al respecto, Jorge Schreber manifestó que la avalancha de público era previsible ya que estaba en juego el liderato de la liga, entre la UD Las Palmas B y el Villa, que aspira a disputar la promoción de ascenso a Segunda B. Y ante este escenario, el Gobierno municipal fue incapaz de diseñar un plan de prevención para canalizar los posibles problemas de acceso y aparcamientos del campo de Los Olivos.

A juicio del secretario local lo que debió hacer el Concejal de Nueva Canarias, José Luis Álamo, “es ordenar la presencia de la Policía Local desde primera hora para regular el tráfico ante la previsión de llegada masiva de aficionados, y direccionar la circulación al terreno de tierra anexo al campo de fútbol para posibilitar el estacionamiento en esa zona que, por otro lado, es un área que en ocasiones de utiliza para otro tipo de eventos o conciertos o el propio rally de Santa Brígida”.

Schreber señaló que el concejal de Deportes, también responsable de la Policía Local, aprovechó “la disputa de uno de los encuentros más importantes de la UD Villa para castigar a los aficionados a la par que ha demostrado con creces su incapacidad para gestionar y prever eventos de estas características” y añadió que lo que “tendría que hacer el ayuntamiento es habilitar espacios para aparcar, y no aprovechar para rasgar aún más el bolsillo de los vecinos del municipio”.

Deja un comentario