Podemos acusa al Gobierno de Santa Brígida de eliminar la tasa para las terrazas mientras cobra 700 euros por aparcar a los discapacitados

El grupo Podemos en Santa Brígida ha presentado un serie de alegaciones al Pleno celebrado el pasado 30 de julio para revertir la decisión adoptada por el Gobierno de modificar la Ordenanza Fiscal Reguladora de la Tasa por Utilización Privativa o por Aprovechamiento Especial del Suelo la tasa por instalar terrazas en un negocio de hostelería- sin estipular ninguna condición o límite temporal, convirtiendo según denuncia Podemos- la licencia municipal de uso del espacio público concedida al titular de un negocio en una “enajenación del derecho de uso público de toda la ciudadanía para cederlo sin contrapartida al uso lucrativo de una entidad privada, ya sea persona física o jurídica”.

Para Podemos es “especialmente grave que se suprima esa tasa mientras se mantiene el gravamen a los vecinos afectados por una discapacidad por tener una plaza de aparcamiento, cuyo precio además alcanza los 700 euros”. Según la formación morada, “el Gobierno no sólo incumple las obligaciones que se deducen de la normativa relativa a accesibilidad, sino que incluso desfavorece aún más a las personas con movilidad reducida respecto a quienes no se verán obligados a abonar las tasas correspondientes a la ocupación del mismo dominio público”.

Según la misma nota, “el Gobierno de Santa Brígida ha argumentado la decisión con el objetivo de «impulsar el crecimiento económico del municipio, permitir un repunte de la actividad comercial y fomentar el empleo». Pero en opinión del grupo Podemos, esta medida sólo afecta a un sector, la hostelería y dentro de éste sólo a aquellos establecimientos que por su ubicación puedan tener terraza, con lo que “muy poco impacto va a ocasionar en los objetivos pretendidos”.

Para alcanzarlos, Podemos propone al equipo de Gobierno “que adopte medidas fiscales condicionadas a factores económicos, de contratación o emprendeduría, como por ejemplo bonificar la tasa por licencias de apertura, que beneficiaría a cualquier sector comercial, o bonificar la tasa de terrazas en cuestión a los nuevos establecimientos durante un periodo de tiempo determinado; fijar unos rendimientos económicos por los que los negocios existentes se puedan acoger a una bonificación de las tasas, o estipular una bonificación por contratación de personal o modificación de la relación contractual de temporal en indefinida”. En definitiva, según Podemos, el Gobierno “debe crear un plan general para todo el municipio, que contemple toda la actividad comercial y no suprimir una tasa sin justificación alguna provocando una discriminación con el resto de sujetos pasivos.

Deja un comentario