Obituario Irene Suárez Medina

Irene querida,

No sé qué decirte, después de compartir tantos ratos de música y alegrías, no me brotan las palabras que mereces oír. Te fuiste de improviso, sin avisar, pero, al menos, nos has dejado ese imborrable recuerdo de tu bonito rostro y esa eterna sonrisa picarona. Te recordaré siempre dispuesta a echar una mano y colaborar con aquellos grupos musicales cuando requerían de tu hermosa voz o acompañar en la percusión a tus compañeros de la banda municipal.

Tu pasión por la música permanecerá en nuestros corazones. Las palabras “no puedo” nunca entraron en tu vocabulario. Hoy nos cuesta muchísimo aceptar y comprender los designios del Todo Poderoso.

Ahora serán ellos, los coros celestiales, los que disfrutarán de tu voz, de tu sonrisa, de tu compañía. Ya sabes que aquí dejas unas compañeras que siempre elevarán oraciones para ti. Gracias, gracias, mil gracias por haber estado todo este tiempo entre nosotras.

Loly Barber

Deja un comentario