La Flor de Pascua, símbolo de la Navidad

flor de pascuaPor Aníbal Llarena Cabrera

Capataz agropecuario y docente agrario

 

Hablar de la Navidad es sinónimo en todos los hogares canarios de la esplendorosa planta  Flor de Pascua (Euphorbia pulcherrima). A continuación detallamos los cuidados necesarios que garantizan su belleza y vigor, pudiendo lograr incluso prolongar su vida hasta la siguiente Navidad.

•RIEGO: el riego semanal es lo más aconsejable.  Preferible realizar el riego en un plato en la base de la maceta y que la planta vaya tomando el agua necesaria. Es conveniente dejar secar la tierra de la maceta entre riego y riego para favorecer el desarrollo de raíces.

• LUZ:  se trata de una planta a la que le gusta la luz solar, incluso directa. En ocasiones la falta de luz produce la caída de hojas tras amarillear.

• PODA: durante todo momento se le puede quitar las hojas y ramas secas que presente la planta. Si se trata de una planta grande, es conveniente cortar el brote principal para que pare su crecimiento vertical y se desarrollen las ramas horizontales.

Una vez pase la Navidad y decidamos retirar la flor de pascua podemos pasar la planta a un paterre o tierra y ahí se desarrollará la planta como un arbusto. Dicho arbusto, con riego adecuado y en ausencia de plagas, alcanzará dimensiones considerables. Al decidirnos por dicha opción debemos controlar la presencia de plagas que afearán su aspecto y desarrollo como son: mosca blanca, pulgón y cochinilla. Dichas plagas se pueden reducir al aplicar por pulverización jabón potásico o fosfórico (Fairy) en la

siguiente proporción:  3 cc/ 1 litro de agua.

Si por el contrario queremos mantenerla hasta la próxima Navidad como planta de interior deberíamos seguir los siguientes consejos:

• Pasar la planta a una maceta un poco más grande para aumentar su desarrollo de raíz.

• Al pasar a una maceta diferente, enriquecer la mezcla de tierra con picón (facilita la aireación) y compost (aporta nutrientes).

• En la primavera; realizar una poda de rejuvenecimiento que se basa en dejar tres o cuatro ramas de las más fuertes de la planta que cortaremos a 5 cm de la base de la flor de pascua.

• Los riegos se harán con menos agua que cuando hay hojas, hasta llegado el verano.

• Llegado el verano la flor de pascua volverá a tener hojas. Regaremos con normalidad y sería adecuado aplicar algún abono nitrogenado por el agua de riego.

Siguiendo los citados pasos tendremos una flor de pascua que nos acompañará Navidad tras Navidad y veremos su proceso de crecimiento a lo largo del año como si se tratase de uno más de nuestra familia.

 

ESTA NAVIDAD, CONSIGUE TU FLOR DE PASCUA EN LA FLORISTERÍA “LA JARDINERA”

c/ Principal, nº 60  – San Mateo – Tlf. 928 66 24 90

Deja un comentario