De tramo con Jorge Suárez

Jorge Suárez es habitual en pruebas de la copa Diasan 160 SR en la que va segundo tras la primera prueba
Foto: Rubén Reyes

Comentamos el segundo tramo del Rally Islas Canarias 2019 con el piloto veguero Jorge Suárez, que nos aporta su visión sobre las peculiaridades de este trazado, que transcurrirá por diferentes puntos de la Vega de San Mateo

Por Oriol Reyes
Automovilismo desde la piedra

Un año más el Rally Islas Canarias, puntuable para el Campeonato de Europa, transcurre por las carreteras de la Vega de San Mateo. En esta ocasión contamos con un piloto del municipio que ayudará al lector a hacerse una idea de lo que se enfrentarán los pilotos el próximo 3 de mayo. Hemos seleccionado la segunda especial, que vuelve a adoptar el nombre del municipio, San Mateo, aunque cuenta con recorrido diferente al de la edición 2018, ya que en vez de pasar por el barrio de Las Lagunetas continuará por Cueva Grande.

El tramo empieza en una zona cubierta de hormigón en la parte trasera del casco histórico de San Mateo, un recorrido muy angosto que Suárez nos resumía así: “Se trata de una parte complicada y divertida, a mí personalmente me encanta y me recuerda a los tramos del rally de Alemania, el hormigonado está mejor de lo que aparenta y espero que para el rally lo limpien”. Tras esta atípica sección los participantes se incorporarán a la carretera general en un cruce que se convertirá en una trampa, ya que “si vienes muy rápido sales despedido al frente y te marcas un recto, y si vienes lento usar el freno de mano te será difícil”. Sin lugar a dudas este cruce será un punto clave donde se agolpará un gran número de aficionados y que también servirá para que los pilotos pierdan o ganen algunos segundos.

Tras la rotonda de entrada a la Vega de San Mateo, los participantes subirán por El Retiro, una carretera amplia y rápida, que pasará factura a los vehículos menos potentes. “Después llegamos al cruce de Las Rosas y giramos a la izquierda para hacer la mítica <<Subida a Cueva Grande>> que está recién asfaltada ya que arreglaron esta carretera hace poco y las cunetas están bien limpias, lo que siempre ayuda en los apoyos del coche.” Esta carretera, la de Cueva Grande, combina zonas rápidas con curvas técnicas, lo que lo hace un tramo muy completo para el piloto.

La vuelta del Campeonato de Europa de rallyes a la Vega de San Mateo deja muchos beneficios, pues “el tramo es muy bueno para el aficionado, es accesible y tiene sitios para aparcar, comer y pasar el día del rally… Para el pueblo también es bueno que pase este rally por aquí, no solo para los negocios, sino que también dará mucha publicidad que beneficiará al turismo.”