Los deportistas vegueros siguen brillando en el Rally Villa de Teror

La prueba de la Villa Mariana volvía a congregar a un gran número de inscritos, entre ellos bastantes competidores de la Vega de San Mateo. Parte del recorrido también ocupó las carreteras de distintos barrios vegueros, donde se agolparon muchísimos aficionados.

Por Oriol Reyes 
Automovilismo desde la piedra

Como ya viene siendo tradición, el Rally Villa de Teror se celebraba en el mes de Septiembre. El recorrido de la prueba del municipio vecino también transcurrió por distintos barrios de la Vega de San Mateo, como fueron: Utiaca, Lomo Carbonero y Aríñez, que prestaron sus  espectaculares trazados para la realización de la prueba. Con respecto a la inscripción, nuevamente el listado de participantes obtuvo más de tres cifras de deportistas entre el propio rally, el Gran Canaria Historic Rally (que repetía unión con el Teror) y la categoría de Regularidad Sport.

En el cómputo general, el duelo por la victoria fue digno de mención, ya que Iván Armas – Bernardino Guerra (Porsche 997 Gt3) volvían a partir como los favoritos, sin embargo tuvieron que lidiar con todo un binomio campeón de Canarias como es el formado por Antonio Ponce – Rubén González (Hyundai i20 R5). Tras la especial nocturna del día anterior y los tramos mañaneros, Armas se postulaba como ganador en potencia de la prueba, pero la veteranía de Ponce se impuso la tarde del sábado y dejaba para el último tramo un duelo por la victoria en tan solo 0,5 segundos. Finalmente serían los del Porsche quienes se llevaban la victoria.

Entre los equipos de la Vega hay que hacer una mención especial al mejor clasificado de los mismos, Óliver Nieves, quien, con Emilio Pérez a su izquierda, marcaron un sensacional rally en el que cada vez se mostraban más y más competitivos con el Renault Clio Cup N2 con el que finalizarían sextos tras una dura pugna con el satauteño Samuel Marrero que volvía a la competición con el Citroën Saxo Kit Car que tantas alegrías le dio en el pasado y con el veguero Omar Hernández de copiloto. Marrero – Hernández por su parte también se clasificaron segundos del Gran Canaria Historic Rally tras Raúl Quesada – Daniel Sosa (Skoda Octavia Kit Car), quienes serían los vencedores de este certamen. En el apartado Historic Rally también encontrábamos al veterano piloto nacido en la Vega Anastasio “Tato” Suárez, quién competiría nuevamente a los mandos del Ford Escort Mk2 y sería copilotado en este caso por Carlos Ramírez, con quien firmaría la quinta plaza de dicho apartado.

Si importantes son los pilotos, no podemos olvidarnos de los copilotos y entre ellos cabe destacar a María Hernández, quien, junto a Jesé Ramos, se disputó la victoria en la Copa Nissan Micra hasta el final, ya que se jugarían la primera plaza en el último tramo. Ramos – Hernández concluirían así segundos dentro de los Micra y sumando puntos importantes de cara a la clasificación final del trofeo monomarca. Otro de los copilotos habituales en San Mateo es Andrés Miranda, que volvería a cantar las notas a Antonio Afonso dentro del Mitsubishi Lancer Evo IV, una espectacular montura que les llevaría a la decimoprimera plaza del Gran Canaria Historic Rally.

Dentro de la copa Diasán 160 SR siempre encontramos amplia presencia veguera; en esta ocasión volverían a la acción el equipo de Yeray Ortega – Jonathan Suárez y el de Jorge Suárez, quién en esta vez saldría con Remigia Quintana de copiloto tras no poder comparecer Cristo Rodríguez en la cita terorense. Suárez y Quintana empezarían muy fuerte en este rally llegando a luchar de tú a tú por la victoria con Jonathan Curbelo – Juan Santana, pero un infortunio en el tercer tramo les alejaría hasta la quinta plaza del trofeo Diasán 160 SR. Por su parte, el Rally Team Aríñez, conformado por Yeray Ortega y Jonathan Suárez, conseguirían finalizar la prueba en segunda plaza de la copa y sumar así importantísimos puntos.

Sin embargo, también hubieron bajas en esta prueba como fueron las de Benedícto Domínguez – Jacinto Pérez (Volkswagen Golf Gti), Olegario Reyes – Blanca Rosa Díaz (Bmw 323i) y Antonio Afonso – Jonay Miranda (Mitsubishi Lancer Evo V), todos ellos en la categoría de velocidad y, por su parte, Pedro Alvarado – Ulises Santana (Volkswagen Golf Gti) en Regularidad Sport de Media Baja, donde iban liderando el rally hasta su abandono.

Por su parte, la categoría de Regularidad Sport también agrupaba a varios vegueros, como el binomio familiar formado por Roberto y Tania García, quienes cada vez están más acoplados al Renault 5 Gt Turbo y prueba de ello fue la segunda plaza en Media Alta que cosecharon este sábado. Junto a los García también encontrábamos más equipos en Media Alta como el habitual BMW 320i de Ignacio Guerra y Sergio Monzón, que acabarían cuartos. Un equipo que no lo tuvo fácil fue el formado por Iván Rodríguez e Iván Sosa, que estrenaban papeles (normalmente es Sosa quien pilota) y también montura, un Toyota Corolla que les llevaba a la séptima plaza. En media baja Juan José Santana y Cristina Santana siguen sumando kilómetros en el Opel Monza con el que finalizarían cuartos clasificados de esta categoría.