Multas de hasta 120 euros para los propietarios que no recojan los excrementos de sus animales

Las Concejalías de Limpieza y Sanidad del Ayuntamiento de San Mateo, dependientes de los ediles Juan Báez y Daniel García, han comenzado a instalar señales en diferentes puntos del municipio recordando la obligatoriedad de los propietarios de animales de recoger los excrementos de éstos de la vía y depositarlos en bolsas en los contenedores.

En las señales, que se han instalado ya en algunas calles del casco, como la zona de La Caldereta, y que próximamente se colocarán en otras zonas como El Retiro, Los Chorros y Las Lagunetas, se recuerda a los ciudadanos que infringir esta norma puede ser sancionable con multas de hasta 120 euros.

La existencia de propietarios incívicos que no recogen los excrementos de sus perros se ha convertido en un problema higiénico en algunas calles del municipio, dado que los propietarios reinciden de forma diaria en sus actitudes, convirtiendo algunos solares, plazas y parterres en auténticos “campos de minas”.