San Mateo condena el asesinato machista de ayer en la capital grancanaria

En la mañana de este martes se ha leído un manifiesto y se ha guardado un minuto de silencio en la Alameda de Santa Ana, delante del Ayuntamiento de San Mateo, en señal de condena y repulsa por el asesinato machista cometido ayer en la capital grancanaria. Unos hechos que acabaron con la vida de una mujer de 49 años que se suma al terrible listado mujeres fallecidas este año por violencia de género.

A continuación reproducimos el manifiesto al que dio lectura la concejal Iluminada Santana:

«Tras el terrible e intolerable asesinato cometido este lunes en Las Palmas de Gran Canaria, en el que una mujer se ha sumado al execrable listado de víctimas mortales por violencia de género, desde el Ayuntamiento de Vega de San Mateo queremos condenar firmemente estos hechos que vuelven a poner de manifiesto la necesidad de continuar luchando, todos juntos, desde las instituciones y desde todos los ámbitos de la sociedad, con el claro objetivo de acabar con esta lacra que supone un atentado continuo contra los derechos humanos y contra la dignidad de las personas.

Juntos hemos de combatir, mediante el compromiso y la tolerancia cero, todas aquellas actitudes y pensamientos machistas que, por desgracia, aún perviven en nuestra sociedad y continúan destrozando vidas y familias enteras. Debemos seguir luchando, con paso firme, para lograr una absoluta concienciación y sensibilización social, a todos los niveles, ante algo tan sumamente serio como es la violencia de género. Únicamente a través de una responsabilidad compartida entre la sociedad y los poderes públicos, educando, denunciando cualquier tipo de agresión, apoyando a las víctimas y transmitiendo los valores del respeto y la igualdad, podremos erradicar esta terrible y vergonzosa lacra. 

Por todo ello hoy, con este minuto de silencio en memoria de la última mujer asesinada, queremos insistir en nuestro firme compromiso con esta lucha y queremos gritar al viento: ¡Ni una más! ¡Ni una menos!

“La violencia es el último recurso del incompetente” (Isaac Asimov)»