Los equipos vegueros se subieron al podium en el Rally de Maspalomas

Equipo Oliver Nieves: La tercera plaza en Maspalomas recompensa el trabajo realizado por el equipo de Oliver Nieves – Emilio Pérez (T.P.O. Racing) durante toda la temporada. Foto: TPO Racing.

Por Oriol Reyes

Tres de los equipos vegueros participantes en el Rally de Maspalomas conseguían finalizar la prueba sureña en posición de pódium dentro de su categoría.

El pasado sábado se disputó el Rally de Maspalomas en el que se inscribiría cinco equipos con tripulantes vegueros en el apartado de velocidad y tres en regularidad, un número considerable teniendo en cuenta la insegura situación económica que atraviesa el país y el hecho de que la organización desaconsejara a la afición acudir a la prueba. El rally comenzaría con una dura pugna entre el Hyundai i20 R5 de Yeray Lemes y Rogelio Peñate y el Porsche 997 Gt3 de Iván Armas y Bernardino Guerra, sin embargo, el de Hyundai atacaría en la segunda sección y se llevaría el triunfo final. Armas, por su parte, tenía que correr para evitar que Antonio Ponce y Daniel Rosario (Hyundai i20 R5) le arrebatara la segunda plaza, sin embargo, a falta de un tramo del final, su embrague fallaría y una salida de pista lo dejaba fuera de competición, lo que situaba al menor de los hermanos Ponce en una cómoda segunda plaza final.

Pedro Alvarado y Ulises Santana ganaban en Maspalomas y se convertían en campeones de Las Palmas de rallyes en Regularidad Sport. Foto: Rubén Reyes.

Justo tras Lemes y Ponce se situaría el primero de los pilotos vegueros, Oliver Nieves, que, junto a su copiloto Emilio Pérez, marcaría un sensacional ritmo desde los primeros compases de la prueba registrando incluso mejores cronos que vehículos mecánicamente superiores a su Renault Clio Cup N2. La tercera plaza obtenida por el equipo de Óliver Nieves y Emilio Pérez es un reflejo tanto del arduo trabajo que realizan los del Renault preparando cada prueba como el de su equipo, en el cual también hay varios vegueros, que llevan “al día” el mantenimiento del Clio, algo que es fundamental en cada prueba.

Entre los participantes de la prueba de Maspalomas hay que resaltar también a varios copilotos vegueros que se dieron cita el pasado sábado, como es el caso de Omar Hernández, quien acompañó a Pablo Suárez en el BMW M3 E36 o María Hernández, que volvía a sentarse a la derecha de un Nissan Micra K14, en este caso el de Cristian Batista, ambos concluirían esta dura prueba en 11a y 23a plaza respectivamente. Por otro lado, se verían obligados al abandono los también deportistas de la Vega Javier Peñate – José Manuel Nuez (Nissan Micra 160 SR) y Jonay Miranda, que copilotaba a Antonio Afonso en el Mitsubishi Lancer Evo V.

Sin embargo, las mejores noticias para el deporte veguero vendrían en los diferentes apartados de Regularidad, pues, tanto el Campeonato de Las Palmas de Rallyes de Regularidad Súper Sport como el de Regularidad Sport acabarían en manos de equipos de la Vega. En Súper Sport sería nuevamente el BMW 320 E21 de Ignacio Guerra y Sergio Monzón el que marcaría la pauta junto al Volkswagen Golf Gti Mk2 de Alberto  Lorenzo – Ángel Martín, sin embargo, sería el piloto de BMW el que se “llevaría el gato al agua” haciéndose con la victoria en el Rally de Maspalomas. Esta victoria en Maspalomas, unida a la conseguida en el Rally Villa de Santa Brígida y el pódium en el Isla de Gran Canaria, convertía a los vegueros Ignacio Guerra y Sergio Monzón en los nuevos campeones de Las Palmas de rallyes en regularidad Súper Sport. También hay que destacar la participación en esta categoría de Juan José Santana y Cristina Santana, que concluían la cita de Maspalomas en su Opel Monza Gse y ocuparían la tercera plaza final en el Campeonato de Las Palmas de rallyes en regularidad Súper Sport.

Por otro lado, en la categoría Regularidad Sport se repetirían las circunstancias de Súper Sport, no obstante los protagonistas en este certamen eran Pedro Alvarado y Ulises Santana con Volkswagen Golf Gti Mk2. Alvarado y Santana tuvieron que batallar durante toda la prueba con el BMW 323i E21 de Kike Álvarez – Himar Bautista por la primera plaza hasta el último tramo, donde los de Volkswagen se hacían con el entorchado y sumaban así la segunda victoria del año, lo que les transformaba finalmente en campeones de Las Palmas de rallyes en regularidad Súper Sport.