El Cabildo prepara el cierre de los accesos a la cumbre ante las previsiones

Las previsiones meteorológicas, que apuntan a que en las próximas horas podría comenzar a nevar en la cumbre de Gran Canaria han obligado al Cabildo Insular a preparar un dispositivo que comenzaría cerrando los accesos a la Cumbre y a las zonas recreativas y de acampada situadas por encima de la cota de 1.400 metros de altura.
Las predicciones meteorológicas, que han provocado que el Gobierno de Canarias active la situación de alerta por nevadas y el Cabildo haga lo propio con su Plan de Emergencias Insular (PEIN), señalan que a partir de esta noche podría comenzar a nevar de forma breve pero intensa en cotas de hasta 1.400 metros, lo que podría vestir de blanco incluso la zona de Aríñez.
Ante esta situación, el Cabildo tiene previsto cerrar todos los accesos a la cumbre, por lo que se impedirá el paso de la población a partir de estos accesos: Norte: Las Rosas, Camaretas, Corcho y Aríñez. Sur: Ayacata y la variante de Tejeda. Este: Los Marteles. Oeste: Juncalillo y Fontanales. Con el transcurrir de la situación podrían ir cerrándose otras vías secundarias.

De cumplirse las previsiones, la institución insular tiene previsto, tras la nevada, poner en funcionamiento la máquina quitanieves con el objetivo de abrir el acceso a Tejeda y Artenara en cuanto sea posible. La intención del Cabildo es ir abriendo los cruces de forma paulatina hasta dejar únicamente cerrado el acceso al Pico de Las Nieves.