El último tramo de obras obliga al cierre de la Rambla de la Constitución

El avance de las obras de la Avenida Tinamar, que este lunes ha alcanzado el último de los tramos que será objeto de asfaltado, ha obligado desde esta mañana al cierre al tráfico de la Rambla de la Constitución, por lo que los vehículos que circulen por la calle Principal deberán seguir su trayecto por esa vía y a continuación por la calle Cifuentes.

Las obras, que se encuentran ya en su recta final, se centran, además de en el fresado y repavimentación de la carretera, en la culminación de la ampliación de aceras pendientes en la calle Canónigo Tomás Ventura y en el entorno del Monumento al Agricultor. Además, operarios de la empresa adjudicataria trabajan en la terminación de la nueva plaza y del parking subterráneo, que ya se encuentra terminado a falta sólo del pintado de las marcas viales.