Las Fiestas de Fátima vuelven marcadas por la pandemia

Fervor, fe y tradición marcan cada año el transcurrir del mes de mayo en la Vega de San Mateo, donde vegueros y visitantes conmemoran con flores y voladores la llegada de la imagen de la Virgen de Fátima al municipio hace 71 años.

Ya en 2020 las fiestas se vieron suspendidas por vez primera debido a la pandemia, si bien la Parroquia de San Mateo no renunció a la celebración del octavario, por lo que el Cura Párroco Sebastián Grimón celebró las Misas a puerta cerrada, unas Misas que fueron transmitidas por este periódico a través de Facebook, alcanzando un multitudinario seguimiento día tras día.

Este año las Fiestas volverán a estar marcadas por la situación sanitaria. La imagen de Nuestra Señora de Fátima no saldrá del templo ni se celebrarán las coloridas procesiones que cada año llenan las calles de serrín, sal y color. Sí se celebrarán, diariamente, las correspondientes Misas, que darán comienzo cada día a las 19:30 h.  Este año se podrán desarrollar con público, pero la Iglesia tendrá aforo limitado a 100 personas.