Detenido un hombre por el incendio que se inició en Valleseco a finales de junio

• El incendio fue ocasionado el pasado 30 de junio en la zona conocida como Cortijo La Caldereta, en el municipio de Valleseco y afectó 4.611 metros cuadrados
• La investigación determinó que fue por la utilización de una desbrozadora, por la fricción de las palas de metal de la misma con las piedras del lugar se generaron las chispas que iniciaron el fuego

Un hombre de 50 años de edad fue detenido el pasado 26 de agosto por agentes de la Guardia Civil por presuntamente haber generado el incendio que se produjo el pasado 30 de junio en Valleseco utilizando una desbrozadora, afectando el fuego a más de 4.600 metros de terreno.

La investigación, puesta en marcha por la Patrulla del SEPRONA de San Mateo en colaboración con la Guardia Civil del Puesto Principal de Arucas y de los Agentes de la BIIF del Cabildo de Gran Canaria, se centra en los hechos que ocurrieron durante la tarde del referido día, en la que se iniciaba un incendio que afectaba una superficie cercana a los 4.611 metros cuadrados de monte bajo y pastos que requirió la intervención inmediata de los servicios de emergencias, extinción de incendios y varios componentes de diferentes unidades territoriales de la Comandancia de la Guardia Civil de Las Palmas, dándose la circunstancia que el área quemada forma parte de un Espacio Natural Protegido denominado Paisaje Protegido de las Cumbres, además de estar declarada como Zona de Alto Riesgo de Incendios (ZARI).

Además la Guardia Civil realizó de forma paralela a las labores de extinción y seguridad en el incendio, las primeras pesquisas que permitieron determinar que el fuego pudo ser originado por el uso de una desbrozadora en las labores de
limpieza de la zona. Por ello y con el objetivo de lograr el total esclarecimiento de lo ocurrido, los componentes del SEPRONA de San Mateo realizaron una investigación policial muy característica por la complejidad que conlleva esclarecer estos hechos delictivos, constatando en su resultado final que debido a la utilización de esta desbrozadora, y por la fricción de las palas de metal de la misma con las piedras del lugar, se generaron las chispas que originaron el incendio forestal.

Este tipo de delitos están castigados con penas de prisión de uno a cinco años y multa de doce a dieciocho meses, además de las consiguientes responsabilidades civiles que puedan derivarse de los daños causados por el incendio, además cabe destacar la importancia de la colaboración ciudadana en la investigación de este tipo de hechos.

El detenido y las diligencias policiales han sido puestos a disposición Judicial, ante el Juzgado de Guardia de Arucas (Las Palmas) para la investigación judicial.