Kiova Sosa: “No se puede jugar así con la ilusión de niñas tan jóvenes”

Se llama Kiova Sosa, tiene 25 años y es de Las Palmas de Gran Canaria. Fue una de las 23 candidatas que este viernes se presentaron al casting para elegir a la chica que representará al Ayuntamiento de San Mateo en la gala de elección de la Reina del Carnaval de Las Palmas de Gran Canaria 2024. Kiova denuncia que la elección fue un “tongo” y que “la chica ya estaba elegida previamente”.

-Se presentó usted este viernes al casting celebrado en San Mateo. ¿Cómo se enteró?
Sí. Me enteré el miércoles porque una compañera que ya participó en la gala en años anteriores me avisó. Envié un mensaje al teléfono que había facilitado el Ayuntamiento y me confirmaron la inscripción. En ese mensaje de confirmación hay un cambio, y es que indican una hora diferente a la que habían anunciado inicialmente. Primero anunciaron que el casting sería a las 16:30 h. y luego lo cambiaron a las 18:30 h.

Cartel antes y después

Y llegó el viernes…
Sí, yo llegué al lugar del casting a las 18:15 h., quince minutos antes de la hora que nos dijeron. Se dejó un tiempo de cortesía por si alguien llegaba tarde y empezamos. Éramos 23 chicas, la gran mayoría de fuera del municipio, que las conozco de otros certámenes y casting, de San Mateo creo que había 6 o 7. Nos hicieron varias preguntas a todas, nos preguntaron si teníamos alguna relación con el carnaval, si teníamos nociones de baile y si teníamos disponibilidad y carnet de conducir. Cuando ya habíamos terminado nos dijeron que había una chica que se había retrasado, que venía aún de camino y que si no nos importaba esperar 10 minutos. Yo mostré mi disconformidad y dije que no me parecía justo. Todas hicimos un esfuerzo para estar allí a la hora y yo puedo entender un tiempo de cortesía de 15 minutos, pero que alguien llegue una hora y pico después… Cuando ellos mismos pedían compromiso y responsabilidad. Yo no puedo con las injusticias, y lo dije.

 

-¿Qué ocurre a partir de ahí?
Un miembro del jurado me dice que tengo la razón, que es normal que piense que no es justo, pero esperan por ella. En ese momento yo ya sentía que la decisión estaba tomada porque fue muy descarado. Llega la chica, le hacen el casting (que yo observé y me pareció un paripé) y el jurado preselecciona a 7 de las 23 chicas participantes, ninguna de San Mateo. Entre esas preseleccionadas se encuentra la chica que llega tarde. El resto de candidatas nos vamos y ahí ya le digo a varias compañeras “Me apuesto lo que quieran a que esa chica será la seleccionada”. Algunas se muestran incrédulas y otras se quedan algo más pensativas. Cuando iba camino de mi casa me llega un mensaje en el que me comunican quien ha sido la seleccionada y, efectivamente, es la chica por la que tuvimos que esperar.

-¿Cómo le sienta la noticia?
Pues imagínate. Por una parte tenía claro que iba a ser ella, porque es que fue tan descarado, tan evidente… y es que yo ya lo dije al salir de allí, pero inevitablemente te sienta mal, te da rabia porque no es justo. Hacen perder el tiempo al resto de chicas y no sólo el tiempo, sino que juegan con su ilusión. Allí habíamos chicas que ya tenemos experiencia en esto y desgraciadamente esto no es la única vez que nos ha ocurrido, pero es que ayer había niñas muy jovencitas y muy ilusionadas que imagínate cómo se han quedado.

-Habrá quien, tras leer esta entrevista, diga que esto es una “pataleta” suya por no haber sido la elegida, ¿qué le diría a esas personas?
Claro que lo dirán. Sólo les digo que si hubieran estado en el casting ellos mismos se hubiesen dado cuenta. Fue todo muy evidente. Un descaro. Cuando ves algo tan descarado tú ya sientes lo que hay y la verdad, se te rompe el corazón.

-¿Ha trasladado su queja a alguien?
Sí, anoche envié varios mensajes a la concejal responsable, Raquel. Ella me dice que el Ayuntamiento no ha tenido nada que ver en la selección, que eso es cosa del equipo encargado del casting y básicamente que ellos se desentienden. Me pide disculpas porque le digo que he sentido que ha sido una pérdida de tiempo y dice que todas las candidatas se evaluaron por igual, pero se lava las manos.

¿Y ahora?
Ahora que lo sepa todo el mundo. Yo sé que esto va a seguir ocurriendo y que es más común de lo que la gente piensa. A veces las empresas patrocinadoras son quienes exigen a los diseñadores que hagan un casting y se hace para hacer el paripé. Como le digo, yo sé qué no va a dejar de ocurrir pero no es justo. Los carnavales se han convertido ya en un espectáculo, en un desfiles de misses, más que en un verdadero acto de gente carnavalera. Llevo toda mi vida relacionada con el carnaval, sólo me falta estar en la gala de la Reina y en las comparsas y así lo siento.

-¿Qué le diría al resto de chicas que se presentaron?
¿Qué les voy a decir? ¿Qué les puedo decir? Es complicado después de lo que se vio ayer, pero les diría que no pierdan la ilusión, que su ilusión es presentarse a este tipo de casting que lo hagan, que esto no chafe sus sueños.