Sara Chirino Hafez: “Me gustaría jubilarme en San Mateo”

Es natural de Santa Brígida, Estudió Derecho en la Universidad de Las Palmas de Gran Canaria y opositó aquí en Gran Canaria. Tras unos breves años en Barcelona el pasado mes de febrero abrió las puertas de su Notaría en la Avenida Tinamar.

-¿Por qué las oposiciones de notaría?
La verdad es que no fue algo vocacional ni nada, porque toda mi familia es de la rama de ciencias, pero es verdad que yo siempre me fié más de mi memoria que de otra cosa y opté por hacer Derecho. Ya durante la carrera descubrí que lo que más me gustaba era el derecho civil, el derecho privado, y entonces fue cuando me planteé opositar a notaría.

¿Cuánto tiempo hace que sacaste la oposición?
Aprobé en diciembre de 2019. Estuve en Manresa (Cataluña) desde que tomé posesión hasta que en octubre de 2022 llegó la plaza de San Mateo. Cuando supe que estaba libre estaba deseando que saliera el concurso para pedirla. No pensé que me fuera a llegar pero sí, tuve suerte y en febrero ya estaba firmando mi primera escritura aquí.

¿Qué tal está siendo la experiencia en San Mateo?
Yo estoy muy contenta. La gente me ha acogido muy bien y ya me atrevo a decir que me gustaría jubilarme aquí. Además, para mí estar en San Mateo es como estar en casa porque nací y me crié en Santa Brígida, en Los Lentiscos, aquí al lado. Al final no es lo mismo estar fuera que estar al lado de casa, que se hace todo mucho más cómodo.

-La hemos visto en las fiestas ¿Le ha dado tiempo a integrarse en la vida social del pueblo o sólo viene a trabajar?
Llevo poquito aquí y la verdad es que no conozco todo el pueblo porque venía mucho de pequeña pero entre los años que estuve fuera y que San Mateo ha crecido y cambiado mucho… Pero es cierto que en este tiempo, Paco, el dueño del local, me ha ayudado mucho tanto con la apertura como presentándome mucha gen-te. Además, ahora que trabajo en el pueblo cuando necesito algo lo compro aquí, la compra la hago aquí y ya no voy a otros sitios. Por ejemplo, cuando alguien entra en la notaría y me dice “yo tengo un puesto en el mercado, o yo tengo una tienda” pues luego intento pasarme, porque al final tenemos que apoyarnos entre todos.

-En el plano laboral, ¿qué diferencias ha apreciado entre una plaza y otra?
Manresa tiene casi 80.000 habitantes, es prácticamente una ciudad, y por tanto el trato es más impersonal. Allí trataba más con gestorías, abogados… y al cliente lo veía el día de la firma. Sin embargo, aquí el trato es más directo. En la mayoría de casos tratas con el cliente desde el principio. Vienen, preguntan, traen la documentación… hay más contacto durante todo el proceso. A mí no me gusta estar mucho en el despacho y muchas veces si mi compañera está ocupada yo misma atiendo a los clientes.

– ¿Cuáles son los servicios que están realizando de forma más habitual?
Lo más habitual aquí están siendo los expedientes de dominio. Hay muchas per-sonas que quieren registrar sus propiedades porque no están inscritas y para ello primero tienen que pasar por Notaría. También reali-zamos muchos testamentos, poderes… y luego pues compraventas de propie-dades, de terrenos y aceptaciones de herencia. Además, algo que mucha gente no sabe, es que desde hace unos años los notarios también podemos oficiar bodas y aquí ya he tenido la oportunidad de oficiar dos.

-La gente suele tenerle mucho miedo a la burocracia, entre otras cosas por su lentitud. ¿Cómo van de plazos en su Notaría?
Pues por lo que me dicen los propios clientes somos bastante rápidas porque nos repiten mucho aquello de “vengo de otro sitio y me habían dicho que se tardaba más tiempo”. Aquí tra-bajamos en equipo y así somos más eficientes y sale todo mejor y más rápido. Está Rocío en recepción con atención directa a los clientes, Cornelia la Oficial, y Samuel, de puertas para adentro con la contabilidad. Creo también que puede influir que a mí me gusta hacer escrituras, no sólo firmar, y así avanzamos más aún. Además siempre inten-tamos dar prioridad a asuntos en los que hay, por ejemplo, plazos de pagos de impuestos. Al final lo normal es que tengamos toda la documentación de una semana para otra, salvo que se complique o que sea algo como una herencia con mucha documentación y haya que revisar varias veces.

-Para las personas que pudieran estar interesadas, la notaría está ubicada en la Avenida Tinamar, ¿qué horarios tienen?

Estamos de lunes a viernes de 9:00 a 14:30 y  los jueves por las tardes de 16:00 a 20:00 h.