Nuevo (y tercer) desaire institucional en San Mateo

La Plaza de la Solidaridad, en San Mateo, fue escenario este jueves de un nuevo desaire institucional protagonizado por el grupo de gobierno. Los hechos se produjeron en el acto de entrega de premios de la Ruta de los Molinos, un acto donde estaban presentes miembros del grupo de gobierno y de la oposición (PSOE y Avesan).

El Alcalde Alexis Ramos, que durante el Pleno Ordinario de ayer enarboló la bandera del respeto en la mesa noble del Ayuntamiento, volvió a mostrar su indiferencia hacia los resultados electorales de los últimos comicios, que el pasado año dejaron sin representación a los partidos PP, Vox y Unidos por Gran Canaria. Sin embargo, Ramos, permitió que la líder del PP en San Mateo, que lleva tiempo postulándose del lado de Nueva Canarias, se sumase al acto oficial de entrega de premios.

Este gesto ha sido criticado por el Partido Socialista, que ha tachado la situación de «ridícula» y lamenta que se haya «marginado a su concejal», asegurando además que el Alcalde increpó a los representantes socialistas y señaló que «haría lo que le diera la gana».

Por su parte, la portavoz de AVESAN, Davinia Falcón, ya señaló hace meses en una entrevista radiofónica que los miembros visibles del PP en San Mateo estaban alineándose de manera inexplicable con el grupo de gobierno y adoptando un papel que no les pertenece al no tener representación institucional.  Falcón aseguró en su momento que un miembro del PP llegó a increparla por este motivo, algo que también ha sufrido en numerosas ocasiones la responsable de este medio.

Los hechos de este jueves se producen después de que durante el acto de inauguración de la Feria Institucional de Productos de la Tierra, el Alcalde Ramos protagonizara otro desaire al subir al escenario al Consejero del Sector Primario, Miguel Hidalgo (NC) y obviara la presencia del representante del Presidente del Gobierno de Canarias, Antonio Ortega, en quien delegó directamente Fernando Clavijo para que acudiera a dicho acto, así como de otras Consejeras de los Cabildos de Tenerife y La Gomera. Semanas después, Ramos volvía a realizar otro desaire institucional al Gobierno de Canarias al no acudir a una reunión convocada por el Presidente con los alcaldes de los municipios de menos de 10.000 habitantes.